desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Un apartamento en la ciudad... sencillo y elegante

Superficies de gran limpieza conceptual definen esta vivienda en Madrid reformada por el estudio de interiorismo de Tristán Domecq. ¿Su clave decorativa? El difícil (y celebrado) equilibrio entre sofisticación y sencillez extrema.

Miriam Alcaire 11/01/2017
Imprimir
Pantalla completa



Apenas llega a los 80 m2 útiles, pero parece mucho más grande. Su luz, los espacios abiertos y la ligereza que se percibe en este piso madrileño multiplican la sensación de amplitud: en él, el aire fluye sin cortapisas. Situado en un edificio decimonónico del centro urbano, se hallaba totalmente destrozado cuando sus actuales propietarios decidieron pulir este diamante en bruto. Encargaron al estudio de Tristán Domecq una distribución despejada y luminosa, respetando al máximo la estructura original del inmueble. La claridad se potenció con pintura blanca a la cal –que reviste toda la casa, a excepción del salón-comedor, en un gris azulado de MC Pinturas– y con baldosas de piedra caliza de Campaspero en los suelos.

A partir de esta remodelación, la idea decorativa fue conciliar un look actual con brochazos de clasicismo. Tristán Domecq evitó recargar los espacios para enfatizar la arquitectura interior con nuevas molduras en el techo del salón y en el canteado de los vanos, o con los radiadores tradicionales de hierro. También se ponen en valor de esta manera algunas antigüedades, esculturas y obras de arte. A pesar de la mesura casi monacal, las estancias no resultan frías ni impersonales; al contrario, transmiten una deliciosa sencillez. Los textiles consiguen en buena medida este resultado. Sin emplearse con profusión, crean sensaciones diferentes en cada estancia. Las tapicerías y los cojines del sofá, de Nobilis, C&C Milano y Nya Nordiska; la ropa de cama, de Zara Home; o las mantas de piel, de Ramiro Guardiola, arropan, dan color, personalizan, añaden charme... 

También aportan una entrañable calidez muebles y complementos de look rústico. Integrados junto a piezas de anticuario o de diseño, contribuyen a crear ambientes cercanos, muy vividos, en los que se disfruta del día a día.



Ver más articulos