desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Barcelona

Un ático sereno y transgresor

En perfecta armonía, lo clásico y lo contemporáneo se dan cita en este ático barcelonés de espacios fluidos donde el arte brilla con una luz especial. ¿El secreto? Eliminar barreras, mezclar con mesura e introducir golpes de color que elevan el interés visual.

Nuevo Estilo 20/08/2013
Imprimir
Pantalla completa



Crear ambientes amplios y luminosos que brindaran protagonismo a la interesante colección de arte contemporáneo de los propietarios. Esta fue la prioridad del proyecto de la interiorista Marta Torelló para este ático situado en un edificio rehabilitado por Carlos Ferrater –Premio Nacional deArquitectura 2010– y Lucía Ferrater. Su organización abierta, pero bien definida, permite que la luz natural llegueen abundancia a cada rincón delinterior y potencie las líneas sencillasy depuradas de su estructura.

La redistribución del piso se realizó a la vez que la reforma del edificio, ya que los dueños decidieron quedarse con toda la planta desde el comienzo de la obra. «La rapidez de ejecución que deseaban hizo que se mantuvieran los materiales escogidos por los arquitectos para las carpinterías, la tarima o los rodapiés», explica Marta. Para reforzar la sensación de amplitud, las paredes “mueren” antes de llegar al frente de ventanales de aluminio, de Technal, formando un pasillo-mirador. También en la iluminación –proyectada con la colaboración deCa2L– primó la limpieza visual aportada por luces encastradas o escondidas en fosos en el techo, junto a numerosas lámparas de pie y de mesa.

El recibidor es la piedra angular que articula las distintas áreas de la casa a través de un pasillo de distribución, que culmina en el hueco del patio de luces, donde se encuentra la magnífica escultura de Jaume Plensa. La fluidez de circulación entre espacios perfectamente interconectados haceposible la formación de ambientes con doble función, como el despacho, que se utiliza también como comedor principal, o la cocina, que incluye una generosa zona de office.

Desde la forma de transitar por la vivienda a las tonalidades manejadas, todo se ha concebido por y para destacar elementos muy concretos: ya sean las piezas de mobiliario –sus autores son los mitos y héroes del diseño del siglo XX– o, más especialmente, las creaciones de artistas internacionales, que gracias a la continuidad espacial lograda, se suceden con la perspectiva propia de una galería de arte. Pero con la infinita ventaja de disfrutar de su contemplación cada día.

IDEAS DE LA INTERIORISTA
MARTA TORELLÓ (E-mail: martatorello@gmail.com)

Gamas de color. Blanco en paredes y techos, más tonos sobrios y neutros en las tapicerías y textiles, consiguen que las obras de arte capten toda la atención visual.

Alfombras de autor. De generoso tamaño, estas piezas delimitan las distintas zonas de la casa. Para cada una de ellas se han elegido creaciones de prestigiosos diseñadores de moda, interioristas y arquitectos. Así se pone una nota artística en los suelos.

Dos zonas de estar. Una, muy próxima a la cocina, alberga la vida más familiar y se utiliza como zona de día; la otra integra un equipo de home cinema y permite acomodar a gran número de invitados.



Ver más articulos