desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid

Un ático que rejuvenece

Este ático madrileño nos muestra cómo se puede convertir un desfasado piso en una magnífica vivienda con espacios amplios y luminosos. En él se respira ahora alegría, elegancia y un punto de coquetería femenina. Un cambio a mucho mejor.

Nuevo Estilo 20/08/2013
Imprimir
Pantalla completa



La casa tenía un gran potencial: luz natural, proporciones generosas y una terraza magnífica con vistas espectaculares sobre Madrid. ¿Se puede pedir más? Eso sí, necesitaba urgentemente una profunda operación rejuvenecedora para convertirse en la vivienda familiar de la joven pareja con dos niños pequeños que encargó la reforma integral del piso al estudio de interiorismo de Victoria Olaso. ¿Objetivos? Además de lograr ambientes desahogados, luminosos y funcionales, transformar en un lugar agradable y acogedor la amplísima terraza que corona el edificio.

Victoria Olaso aceptó el reto y comenzó por eliminar todos los tabiques posibles con objeto de adaptarse a las necesidades de sus nuevos habitantes. La libre circulación de la luz y los espacios comunicados se lograron con una puerta corredera entre el recibidor y el salón. La zona de tertulia de éste, queda flanqueada a un lado por otro espacio de estar más informal y, a otro, por el comedor, que a su vez enlaza con la cocina. Los dormitorios quedan independientes y el principal disfruta de acceso a la terraza.

El hilo conductor de la decoración se basa en los tonos claros y tostados, muy suaves, animados con toques de colores vivos, hábilmente dosificados, que llegan de la mano de los cuadros y complementos. Los suelos son de piedra caliza de campaspero –abujardado en la terraza–, salvo en los dormitorios, donde se prefirió un cálido roble teñido, y el baño, de pizarra negra. La terraza adquirió vida propia convirtiéndose en un salón exterior. Una pérgola central sombrea el espacio y acoge dos sofás enfrentados, mesas y butacas. Los macromaceteros y jardineras delimitan el conjunto subrayado con un dhurrie en blanco y negro.

IDEAS DE LA INTERIORISTA. VICTORIA OLASO (Tel.: 607 672 000)
Tapicerías high level. Tanto las butacas del salón, que combinan una tela cruda con otra estampada, como en las sillas del comedor, los tejidos se enriquecen con tachuelas doradas simétricas o en zig-zag, lo que aporta una exquisita diferencia.
Muebles por parejas. La simetría siempre contribuye a la sensación de orden. Así ocurre con las consolas que flanquean el recibidor, los asientos chinos o en la distribución de la zona de tertulia del salón con sus dúos de mesitas, lámparas, sillones y butacas.
El baño, bien distribuido. El maxiespejo que preside el frente de lavabos oculta una espaciosa zona de ducha. La cabina de cristal al ácido, situada en línea con la bañera, aísla el inodoro. De esta forma, el volumen del bajolavabo divide el espacio para aprovecharlo mejor.



Tags: Ático, Madrid y reforma.
Ver más articulos