desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

California, EEUU

Una casa integrada en la naturaleza para una pareja de coleccionistas de arte

Ubicada en el Cañón de Santa Mónica, esta residencia familiar de arquitectura moderna y diseño abierto, ha quedado perfectamente integrada entre los árboles circundantes mientras actúa como telón de fondo para la amplia colección de arte de sus propietarios.

Aránzazu Díaz Huerta 24/05/2020
Imprimir
Pantalla completa



Los expertos en arquitectura orgánica Kristopher Conner y James Perry, de Conner + Perry Architects, fueron contratados por una pareja de Los Ángeles para diseñar una casa adaptada a su familia y estilo de vida, integrándola en el paisaje natural al mismo tiempo que actúa como expositor para su amplia colección de arte con obras de todo el mundo.

La propiedad se construyó en 1940 como una modesta cabaña, aunque entre 1910 y 1920 el terreno albergó una caseta destinada al Servicio Forestal. Para los clientes, que crecieron en el vecindario, era fundamental honrar esta historia y salvar la mayor cantidad posible de materiales originales. Dado su amor por la zona y sus majestuosos árboles, reutilizaron la madera de eucalipto para concebir los muebles de exterior y algunos elementos clave dentro de la casa, incluidas las grandes puertas de entrada.

También se eligieron los materiales interiores para reflejar la naturaleza exterior, incluida una mezcla de piedra caliza gris Massangis y roble francés en el suelo, latón envejecido, elementos de acero ennegrecidos y una variedad de mármoles y azulejos.

Arquitectura: Conner + Perry Architects. Interiorismo: Olivia Williams Interior Design y Merrell Design Co. Fotografías: Taiyo Watanabe.



Ver más articulos