desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Casa de campo con encanto andaluz

Esta casa de campo, construida guardando todo el encanto andaluz, acoge una decoración ecléctica y preciosista que reinventa el concepto de sofisticación y lo hace muy cálido.

Nuevo Estilo 01/09/2016
Imprimir
Pantalla completa



Entrar en esta casa y percibir su encanto es instantáneo. Aunque es de nueva construcción –obra de la empresa Four Oaks– guarda un sinfín de guiños al pasado y un respeto a las tradiciones que le dan un refinado look rural. El pavimento de cantos de la entrada, que recuerda los antiguos pasos de carruajes, o las baldosas de barro artesanal que cubren todo el suelo, son un claro ejemplo del cuidado puesto al elegir los materiales. Además, el techo con bovedillas o algunas vigas y pilares de madera vista –nuevos, pero que imitan a los de una vivienda antigua– contribuyen a configurar una casa de campo con todo el sabor. Y en este proceso de «encantamiento» tuvieron mucho que ver los interioristas Heloísa Málaga y Pepe Leal.

En su trabajo para el estudio Four Oaks, los decoradores han logrado una puesta en escena de genuino estilo vintage. Arcos de inspiración árabe, antigüedades belgas y francesas o muebles orientales se abrazan en un ejercicio de fusión de
lo más acertado y actual. La miscelánea ha configurado espacios acogedores, con un punto de sofisticación lleno de glamour y romanticismo. Como valor añadido, ese respeto por las tradiciones no está exento de la devoción por las tecnologías punteras
y el gran confort que aportan: los últimos avances en domótica y climatización se ocultan en el interior de esta casa inteligente. De este modo se conjuga a la perfección el encuentro de dos mundos: la belleza del pasado y el bienestar del presente.

IDEAS DE LOS INTERIORISTAS
ESTUDIO FOUR OAKS (Tel.: 956 790 015)
Acabados al natural. El pavimento de baldosas de barro artesanal, las esteras de esparto y las pinturas a la cal de las
paredes confieren una estética bucólica.
Toques de color. Apunta este detalle de sofisticación: pequeñas dosis de tonos pastel, turquesas o fresas sobre un conjunto básicamente neutro y natural. Puro chic.
El encanto de lo antiguo. Mezcladas con acierto, las piezas de distintas procedencias y estilos–antigüedades chinas, francesas, belgas...– son las artífices de la atmósfera.



Ver más articulos