desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Segovia, España

Casa de campo ecofriendly

Una vieja casa en el campo segoviano recobró fuerzas tras la reforma de la arquitecta Ana Girod. Sus gruesos muros de piedra y sus vigas de madera sostienen unos interiores radiantes y actuales, con lo último en tecnología ecofriendly.

Nuevo Estilo 07/09/2016
Imprimir
Pantalla completa



Era una casa a punto de ruina, pero con mucho carácter". Así explica la arquitecta Ana Girod por qué le atrajo esta construcción, encontrada por casualidad en una ruta de fin de semana por pueblos segovianos. Esta típica vivienda rural «con muchos metros, y gruesos y atractivos muros de piedra» precisaba una rehabilitación muy profunda. El arranque para la renovación fue la decisión de mantener la antigua estructura de pilares y vigas de madera, sustituyendo únicamente los irrecuperables. Sí cayeron, en cambio, los viejos tabiques interiores de adobe para crear nuevos espacios, amplios y diáfanos. Buscando elevar aún más su personalidad, se optó por pavimentar la planta baja con hormigón pulido: una solución muy actual que, a su vez, se asienta en la tradición popular. Otro aspecto muy interesante de esta casa es su innovador sistema de climatización.

La arquitecta está al frente de Girod Geotermia, una empresa especializada en la instalación de esta energía limpia. La construcción que, por sus dimensiones y la altura de los techos, resultaba complicada y costosa de calentar, encuentra en la geotermia una alternativa económica –y con un alto grado de confort – al aprovechar el calor almacenado en el interior de la tierra mediante unos colectores.

En cuanto a la decoración, queda patente la pasión de los propietarios por el diseño escandinavo. De los creadores míticos –Eero Aarnio, Louis Poulsen, Verner Panton– a los de última hornada, las piezas de los clásicos se unen a las de firmas como Skandiform, Matèria o Katshall, distribuidas por Girod Contract. La imagen global de la casa se enriquece con esta diversidad estética, con la convivencia de los modelos nórdicos y los viejos elementos constructivos castellanos –vigas, pilares y puertas de madera, paredes vistas de mampostería...–, salpimentados con algunas antigüedades y objetos de procedencia dispar. La naturalidad y la frescura con las que se ha realizado esta mezcla aumenta la sensación de sencillez, la singularidad y el espíritu contemporáneo que respira la casa.

IDEAS DE LA ARQUITECTA: ANA GIROD (Tel.: 917 026 356)

- Calor renovable. Además de ayudar al medio ambiente, el uso de la geotermia consigue en esta casa grande y diáfana un alto confort con un coste razonable y sin problemas de suministro energético.
- Materiales nobles. Y sencillos, propios de una construcción rural. La madera –blanqueada en algunos casos para dar luminosidad– y la piedra se combinan con hormigón pulido, que aporta modernidad.
- Suelos vestidos. La amplitud del espacio y la gran altura de los techos, además de la fuerza expresiva de los materiales, quedan matizadas con el uso de alfombras king size para caldear el ambiente.



Ver más articulos