desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Cataluña, España

Una estupenda casa en la costa

El valor principal de esta casa en la costa catalana es que responde a todos los deseos de sus propietarios: cielo, olivos y agua en el exterior y un interior con rasgos que hablan de un lujo personalizado.

Nuevo Estilo 04/07/2017
Imprimir
Pantalla completa



Para Lanfranco Bombelli, el arquitecto que firma esta obra de la costa mediterránea, la excelente ubicación del terreno era un factor a tener en cuenta a la hora de plantear tanto su distribución como su concepción estructural. La casa se localiza en primera línea de costa y se aleja del bullicio turístico. Aprovechó la fantástica piedra extraída durante la excavación del terreno para levantar sus muros y planteó grandes huecos en la fachada que mira al mar para aprovechar al máximo las espléndidas vistas. Porches y terrazas se encargan de preservar la intimidad del interior.

Tras los ventanales, estancias despejadas que llaman la atención por los altísimos techos de bovedillas –una concepción muy característica de la arquitectura de la zona– y sus largas paredes bañadas de blanco. Su inión con el suelo de toba de Sant Genís da un aire limpio y puro a todas las estancias de la casa.

En cuanto a la distribución, el arquitecto dio respuesta al deseo de los dueños de disfrutar la vivienda junto con amigos y familiares durante los veranos. Por eso ideó una habitación principal que puede funcionar como apartamento independiente. Una especie de suite compuesta por una minicocina, una zona de estar y una pequeña piscina resguardada por muretes. El resto de la casa acoge cuartos de invitados y estancias comunes de gran amplitud, que incluyen varios ambientes en un mismo espacio para que cada cual encuentre su rincón preferido.

Y cuando el tiempo lo permite, que suele ser durante muchos meses al año, las charlas y almuerzos se trasladan a un gran porche, interpretado como una prolongación del interior. Equipado al detalle con zona de comedor y tumbonas, desemboca en una piscina con agua rasante. El resto de este fantástico sueño lo completa la vegetación que le rodea: olivos, viñas y plantas autóctonas que nos recuerdan la lejanía de la ciudad y embriagan la casa con los aromas propios de un campo mediterráneo. Para no despertar.
IDEAS DEL ARQUITECTO: LANFRANCO BOMBELLI (Tel.: 972 258 244)

- Pureza decorativa. Los muebles se integran en la estructura y algunos parecen formar parte de la propia arquitectura. Tapicerías en blanco, maderas claras y diseños limpios, sin ornamentación, quedan en un segundo plano para dejar el primer puesto a la luminosidad y a las vistas.

- Librería que deja pasar la luz. El salón se ha separado del vestíbulo a través de una estantería de obra con baldas de madera y con grandes huecos que recorre por entero uno de sus laterales. Al no llevar trasera, se produce un contacto visual entre ambas estancias y se gana luz.



Ver más articulos