desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Mallorca

Una casa en conectada con el exterior

«No hemos construido una casa, hemos construido una sombra llena de luces, de matices...» Tasvalor Arquitectura firma el proyecto de esta vivienda mallorquina donde un admirable juego de claroscuros modela los volúmenes y perfila espacios que fluyen sin límites entre interior y exterior.

Nuevo Estilo 26/08/2013
Imprimir
Pantalla completa



En el interior de la isla, pero muy cerca del mar, esta casa mallorquina se llena de niños durante el verano. Se trata de un pabellón alargado, muy luminoso y cómodo, que comparte terreno con otra vivienda familiar levantada anteriormente en la misma finca. En medio de la sierra mediterránea, la construcción forma parte del paisaje con espacios en los que la frontera dentro-fuera se difumina.

Consta de una entrada-salón-comedor, todo unido en una gran superficie, y de un largo pasillo a lo largo del cual se ordenan dormitorios y cuartos de baño. La cocina está en un módulo aparte. El porche se prolonga en una amplia terraza con piscina. Jorge Gámir Fonseca y Emilio Gámir Casares, del estudio Tasvalor Arquitectura, fueron los encargados del proyecto. La empresa Blauvert llevó a cabo las obras.

El concepto que sustenta todo el trazado de la vivienda es el juego intencionado de volúmenes bajo la sombra, «la que proyecta con vuelo ligero la cubierta de hormigón blanco que cubre toda la casa y la cobija», explica Jorge Gámir. Unos huecos estratégicamente abiertos permiten el paso de la luz, que tamiza, difumina, inunda o modela las superficies, separadas sutilmente por paredes de vidrio y en las que se han usado revestimientos continuos, tejidos naturales y colores cálidos para acompañar esa placentera y liviana fluidez.

IDEAS DEL ARQUITECTO: TASVALOR ARQUITECTURA (www.tasvalor.com)
 Manejo del claroscuro. Cada estancia se ha dotado de la luz y la sombra más adecuadas a los distintos ambientes. La primera se consigue con reflejos, rebotes, vidrios translúcidos y de control solar, espejos o telas. La sombra se gradúa y regula mediante contraventanas mallorquinas, estores enrollables, velas, toldos...
 Materiales autóctonos. La piedra de marés forma bancales en el exterior según el modo tradicional de domesticar el empinado terreno de la ladera. En los interiores también se usa para levantar paredes que imprimen un acento rústico, mitigado con materiales modernos como los suelos de hormigón blanco pulido y de microcemento.



Ver más articulos