desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Esta vivienda presume de espacios funcionales con diseño chic y tonos en calma

Gracias al trabajo de C de C Arquitectos, los propietarios de este piso consiguieron el refugio sereno, acogedor y funcional que buscaban para sus estancias temporales en Madrid.

Concha Pizarro. Fotos: Patricia Gallego 11/11/2019
Imprimir
Pantalla completa



Desde hace 30 años, las arquitectas María Caballos y Cristina Borrero son reconocidas por su trabajo de rehabilitación de la arquitectura tradicional andaluza, incluidos edificios singulares como la Torre del Oro de Sevilla o la Real Maestranza de Caballería de Ronda. El reto de reformar un piso de principios del s.XX en el centro de Madrid constituía una rara avis en su trayectoria, pero se trataba del encargo de unos clientes habituales.

La misión consistía en convertir una vivienda que no se había tocado nunca –en la cocina se conservaba hasta la fresquera y un hornillo– en una pied à terre que sustituyera a los hoteles a los que recurrían los actuales propietarios cuando viajaban a Madrid. Para crear su refugio ideal, los dueños querían un espacio funcional, de tres dormitorios con baños independientes y un gran salón con cocina integrada, ya que se usa muy poco.

A la hora de acometer el proyecto, el estudio contó a su favor con dos puntos fuertes –techos altos y grandes ventanales que aportan muchísima luz– y una desventaja convertida en virtud: largos pasillos y distribuidores, que se incorporaron y dieron más metros al salón. Ahora, nada más abrir la puerta se percibe todo el conjunto. La calidad de los espacios originales planteó el uso de materiales naturales, como madera maciza de roble para el suelo y piedra o mármol en los revestimientos de los baños. Las carpinterías se mantuvieron. «La constructora Hijos de Terrats comprendió perfectamente el nivel de acabados que pretendíamos», explica Cristina Borrero.

Por su parte, Catalina Alarcón fue la encargada del interiorismo y optó por un mix tranquilo y equilibrado en mobiliario, texturas y tonos, que no alzan mucho la voz –solo ciertos acordes en rojo y amarillo– para potenciar la luz y el espacio en las zonas comunes. En dormitorios y aseos se apostó, sin embargo, por estampados geométricos con alto impacto visual o basados en la naturaleza. La decoración se completa con mobiliario propio, y fotos y cuadros de la colección particular de los propietarios.

IDEAS DEL PROYECTO: C de C Arquitectos borreroycaballos.com

Binomio fiel. «Nuestras propuestas decorativas siempre están acordes con la arquitectura existente. Distribución y estilo van de la mano», nos asegura Cristina Borrero, integrante del estudio.

Últimos avances en domótica. Puesto que no es la vivienda habitual, los propietarios pueden controlarla en cualquier momento y desde cualquier sitio para que esté perfectamente confortable a su llegada.

Realización: Beatriz Aparicio. 



Ver más articulos