desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Alicante, España

Casa y Showroom de los decoradores Lou & Hernández

En un entorno rural, la presencia de piezas vintage americanas y una decoración contemporánea han dado un giro absoluto y vital a la vivienda y showroom de los decoradores Lou & Hernández.

Nuevo Estilo 22/11/2016
Imprimir
Pantalla completa



Como si de un paquete de regalo se tratase, algunas casas cuidan el envoltorio para disfrutar de la sorpresa antes de abrirlas. Es el caso de esta edificación rural en Aigües (Alicante), que en el exterior mantiene todo el sabor y el encanto campestre. El equipo de interiorismo de Lou & Hernández optó por respetar la arquitectura básica y reconstruir la fachada bajo cánones tradicionales. Rodeada de vegetación mediterránea, con muros de piedra y cubiertas de teja, la puerta principal recuperada de un derribo da paso a un interior protagonizado por propuestas decorativas muy actuales, donde se combinan el confort y la frescura de ideas. Este planteamiento constituye una suerte de manifiesto de principios, un resumen de la filosofía estética de Raúl Lou y Ángel Hernández, puesto que esta finca hace también las veces de showroom de su estudio.

De esa doble función, como vivienda y muestrario in situ de ideas y piezas de mobiliario, surgieron unos espacios versátiles que dan forma a una casa práctica y funcional. La distribución se desarrolla de forma cómoda y fluida, con estancias diáfanas, abiertas a través de grandes vanos y paneles deslizantes de suelo a techo. Un recurso de plena actualidad que junto a detalles de estilo –como los tiradores vintage de las correderas, adquiridos en El Rastro madrileño– hablan por sí solos de espíritu mix, del cóctel de épocas y procedencias que da lugar a un conjunto con mucho carácter.

Los interioristas establecieron una base neutra que permite la introducción de toques de color muy intensos. Tal es el caso del verde de los sofás que destaca sobre el gris de las alfombras y de las baldosas de piedra de Sierra Elvira pulida. O los cojines amarillos, los dorados y los cobres de lámparas y complementos. Todo en esta comunión resulta ágil y dinámico, como en esas casas norteamericanas que retrató el cine de los años 60 y que, según confiesa Ángel Hernández, le fascinan. En aquellas se respiraba un glamour desenfadado que aquí se ha combinado con diseños contemporáneos para una magnífica puesta al día.

IDEAS DE LOS INTERIORISTAS: LOU & HERNÁNDEZ (Tel.: 609 152 271)
- Iluminación muy estudiada. Salvo en el comedor, con las lámparas de Tom Dixon en la mesa, los focos empotrados en el techo solucionan la luz general: son también orientables para dirigirlos a puntos de atención, como los cuadros o algunos muebles. Las lámparas auxiliares se encargan de crear ambiente.
- Texturas que enriquecen. El terciopelo de tapicerías y cojines aporta un extra de confort, potenciado por las alfombras lisas, estilo moqueta, que cubren el suelo, de piedra pulida. Otros toques ponen una nota de diversión, como el charol de las butacas, las lacas de las mesas o los cromados de algunos detalles.



Ver más articulos