desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Elegancia y equilibrio resumen las coordenadas decorativas de esta elegante vivienda

Un lenguaje abierto y locuaz define esta reforma realizada por la arquitecta Cristina Miguelena y la interiorista María Santos. 

Virginia Serrano. Fotos: Montse Garriga. 25/04/2018
Imprimir
Pantalla completa



Tener plena libertad a la hora de proyectar una reforma es el punto de partida ideal para el equipo encargado de ejecutarla. Así fue exactamente en el caso de la arquitecta Cristina Miguelena y la interiorista María Santos. El entendimiento entre ambas fue inmediato: supieron detectar el gran potencial de esta casa y qué pautas debían seguir para un cambio radical en su concepción y distribución.

Los propietarios de la vivienda, una pareja muy viajera, no pusieron limitaciones. Tan solo anhelaban que esta fuera abierta y especialmente cómoda, un lugar donde recibir y alojar a sus numerosas visitas y amigos de todo el mundo. La planta original, demasiado compartimentada y oscura, se había quedado obsoleta. «Sus estancias encadenadas y, a la vez, cerradas entre sí, no funcionaban para las nuevas necesidades», explican las autoras del proyecto. El trabajo de María Santos y Cristina Miguelena se centró en racionalizar el espacio con el diseño de amplias zonas comunicadas, que ahora son el núcleo del área pública: un gran salón, una salita y un comedor de generosas dimensiones, todos conectados con la cocina a través del vestíbulo. Desde él también se accede al área privada, donde se agrupan los tres dormitorios en suite. Estos se concibieron para que fueran independientes, como pequeños apartamentos.

Al igual que la rehabilitación, la decoración planteada deja a la vista las virtudes de este piso. Se ha dado un aire sumamente elegante y sutil a todos los ambientes. Los define un espíritu atemporal, conseguido con la mezcla de piezas heterogéneas que sintonizan muy bien. El juego de materiales y colores se acentúa además con la presencia de lacados, latón, dorados... Y todo sin excesos; muy al contrario, el resultado es puro equilibrio en estos nuevos espacios impregnados de un lenguaje ecléctico y fresco. ¡Sobresaliente!

IDEAS DEL PROYECTO: Cristina Miguelena garnicamiguelena.com María Santos estudiomariasantos.com

Colores serenos. Un suave tono arena unifica paredes y carpinterías. Sobre él sobresalen sofisticados y efectistas brochazos cromáticos en mostaza, azules y oro.

Espacios domotizados. Se puso especial cuidado en el sistema de iluminación, programado con escenas a lo largo del día. Luces LED indirectas y regulables generan luz ambiental.

Realización: Beatriz Aparicio. 



Ver más articulos