desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid

Espacios amplios y luminosos

Situado en una de las principales avenidas madrileñas, este piso ha reunido todos los requisitos que deseaban sus propietarios: mucha luz y espacios amplios con una puesta en escena actual y a prueba del paso del tiempo.

Nuevo Estilo 15/01/2014
Imprimir
Pantalla completa



La propietaria de esta vivienda es una argentina que lleva nueve años en España y que por motivos laborales– tiene una empresa de importación– ha viajado por casi todo el mundo. Quería tener en nuestro país una residencia estable, que
resultara acogedora y estuviera siempre a punto para acoplarse a su ritmo de vida: «Debido a mi trabajo, hoy tengo numerosos objetos procedentes de muy diferentes lugares. Este hecho también me ha ofrecido la posibilidad de importar muebles o telas de Argentina, de muy buena calidad, para decorar la casa».

La situación céntrica, en una de las principales avenidas de Madrid, de este piso de 200 m2, enclavado en un edificio de 14 plantas, altura predominante en la zona, fue un punto fundamental al elegirla. Otra circunstancia que le hizo decidirse fue que no se necesitó hacer una gran reforma, pues lo más importante –incorporar la terraza al dormitorio principal– estaba hecho. Por tanto, bastó con realizar algunas modificaciones para actualizar el espacio. Remodelarlo personalmente fue algo que le atraía mucho a su propietaria. Para ello contó «con la ayuda de María Torriente, interiorista y amiga mía, que encontró fantásticas soluciones a problemas como los dos pilares maestros que condicionaban la distribución del salón». El cambio consistió en trabajar la luz, la distribución y conseguir más armarios y almacenamiento. Para ello, se cerró laterraza del salón y se planificó un área de lectura en su lugar, con librería de obra. Así se inundó la estancia de luminosidad: «Tanta que, tras cambiar el suelo y poner tarima de roble, observamos que la luz se ‘comía’ el color de la madera». El contratiempo se solventó colocando estores vinílicos eléctricos autorreflex en los ventanales del salón,  estancia en la que se planificaron tres zonas: lectura, tertulia y comedor. La columna que se encontraba entre las dos últimas se unió a un tabique realizado en Pladur y se instaló una puerta corredera de madera de DM con cristal mate para integrar o separar los espacios, según la conveniencia. «En el comedor, aprovechamos el hueco de la chimenea para colocar una escultura. Se trata de un lugar privilegiado, que favorece la profundidad del espacio», termina la propietaria.

IDEAS DEL PROYECTO
La distribución busca la apertura. El reparto del espacio favorece las estancias amplias y conectadas visualmente. ¿Los recursos? Puertas correderas, grandes ventanales, estores de suelo a techo que dan sensación de altura, vanos y soluciones decorativas que potencian la impresión de profundidad.
Decoración moderna, pero duradera. Se logra con paredes blancas y suelo de madera de roble en toda la vivienda
– excepto en baños y cocina–. Este sutil contraste cromático contemporiza los ambientes y se refuerza con la gama de
los negros, blancos, tierras y marrón chocolate, muy de moda, que predominan en telas, muebles y carpintería.



Tags: ampliación y Luz.
Ver más articulos