desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Málaga, España

Classic-modern: Una casa con interiorismo de Pablo Paniagua

Los cánones académicos se actualizan y depuran en este proyecto del interiorista Pablo Paniagua. La vivienda, en torno a un soberbio patio central, integra elementos señoriales, bellas piezas Grand Tour y una buena dosis de frescura malagueña.

Nuevo Estilo 11/04/2019
Imprimir
Pantalla completa



Adecuar una parcela escarpada a la vivienda que los propietarios querían –de grandes dimensiones y pocas plantas– fue el reto inicial que el estudio de Pablo Paniagua abordó en este proyecto a las afueras de Málaga. Un importante trabajo que acometieron de forma integral, desde los aspectos arquitectónicos y decorativos a los paisajísticos. El resultado es este unifamiliar con jardín, que sin interferir excesivamente en el entorno y con el mar como punto de fuga principal, sigue la tradición del sur, con estancias que se articulan alrededor de un patio interior.

Por su parte, los principios estéticos que rigen los interiores son una depuración de conceptos clásicos, una transposición de las bases fundamentales de la arquitectura regia y señorial que se desarrolló en muchas ciudades andaluzas desde el s. XVIII a principios del s. XX. Esta ha sido la fuente de inspiración de los zócalos, puertas, embocaduras, carpinterías y techos, éstos últimos en escayola pintada de blanco. La búsqueda de equilibro armónico entre la sobriedad y geometría de los parámetros más academicistas y el color, la frescura y la alegría propias de la zona fue la premisa seguida por el estudio de Pablo Paniagua, evitando en todo momento caer en un ejercicio de estilo excesivo que recreara la imagen de una casa del pasado.

Con ese objetivo de depuración conceptual y decorativa, se unificaron los materiales de toda la vivienda, utilizando el menor número posible para dar continuidad, y se buscó la plena integración de la colección de piezas Grand Tour que los propietarios poseían en ambientes en los que fuesen parte del todo y no protagonistas absolutas. En función de ellas se organizaron espacios como el recibidor, en el que se ubicó una pareja de columnas neoclásicas, o el patio, donde se situó un torso del siglo II. No obstante, también se realizó una intensa búsqueda de otros elementos que reforzaran y diesen mayor consistencia a la colección. En cuanto al mobiliario, casi todo fue ideado por el estudio de interiorismo, en muchos casos tomando como referencia las creaciones de grandes maestros del s. XX, y se ha combinado con modelos antiguos y contemporáneos, así como con tejidos nobles en tonos lisos.

IDEAS DEL INTERIORISTA: PABLO PANIAGUA (Tel.: 915 778 147)
- Plan de iluminación. Se abordó desde dos vías: focos con bombillas QR en los techos y, como luz indirecta, lámparas de mesa, sofitos en los cuadros y numerosas velas que añaden calidez y teatralidad nocturna.
- Uso de materiales. En las paredes se recurrió a un orden jerárquico. Así, las estancias principales se panelaron en madera esmaltada, las de menor tamaño se tapizaron y los espacios de tránsito se pintaron o empapelaron.



Ver más articulos