desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Nueva York, EEUU

Este espectacular loft era la sede de la mítica "YMCA"

Espacios muy amplios y las vigas vistas nos recuerdan la vida anterior de este loft como gimnasio y pista de atletismo de interior.

Texto: Melissa Allison. Fotos: Tim Waltman / Compass 24/10/2016
Imprimir



Young man, there's a place you can go... donde los techos son de casi 9 mertos de alto y apenas notarás que estás en la ciudad. Fue la primera sede de YMCA en Chelsea y se presentó con uno de los vídeos más alegres que jamás se ha hecho: The Village People, Y.M.C.A.

Después de casi un siglo como gimnasio masculino, el edificio fue vendido en 2002 y se convirtió en un espacio de apartamentos boutique. Ahora, un loft dúplex de 14,5 millones de dólares en ese edificio "ofrece el mismo nivel de libertad y alivio que tienes cuando sales al exterior, pero sin salir del interior", explica Leonard Steinberg, el presidente de Compass, que tiene en venta el apartamento, junto a otras tres inmobiliarias.

Antes de que Village People lo inmortalizara como un símbolo de la alegría en el Nueva York de 1970, el YMCA se conocía como el lugar donde Charles Merrill conoció al corredor de bolsa Edmund Lynch, según The New York Times. Andy Warhol, Edward Albee y Al Pacino también eran miembros.

La propiedad en venta, el Loft 7/8N, albergaba en su tiempo, el gimnasio con una pista de atletismo en la parte superior. Sus más de 650 m2 hacen que sea excepcionalmente grande, sobre todo para los estándares de Manhattan. "En Nueva York, estamos muy acostumbrados a espacios más pequeños por el precio de la vivienda. Entras aquí y el lujo no sólo se mide en los metros cuadrados, sino en metros cúbicos", dice Steinberg. "Debido al volumen y la calidad de la luz, parece como si no hubiera un techo sobre tu cabeza."

La cocina de arriba, que cuenta con una encimera de mármol de más de 7 metros de largo, ofrece una impresionante vista del espacio abierto, incluyendo las vigas vistas de acero, una sala de estar con chimenea de leña y un recibidor de dos pisos lleno de luz por una docena de ventanas extra-altas.

Los cuatro dormitorios y tres baños y un aseo incluyen una suite principal con un vestidor y un cuarto de baño que cuenta con una gran cabina de ducha, una bañera y dos lavabos con encimeras de teca.

Puede que ya no sea la YMCA, pero sigue siendo el lugar más divertido donde vivir.

Vía House Beautiful.




Ver más articulos