desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Barcelona

Piso decorado con esencias chic

En esta casa, la interiorista Ana Ros ha conseguido unos sofisticados ambientes de esencia parisina en los que cada detalle y pieza destaca por sí mismo, al tiempo que se integra en el conjunto dando forma a una amalgama muy chic.

Nuevo Estilo 20/08/2013
Imprimir
Pantalla completa



Poner el acento en las cualidades naturales de una casa es un ejercicio de sabiduría. Este piso barcelonés de fines del s. XIX contaba con unos tesoros que la interiorista Ana Ros no sólo respetó, sino que se encargó de enfatizar: es el caso de la luminosidad, los espacios amplios, las ricas y elaboradas molduras, las cristaleras o los anchos vanos. El espacio invitaba recrearse en una decoración sofisticada y la decoradora se decantó por imprimir un estilo afrancesado muy chic, con piezas cargadas de sensibilidad e historia. No en vano, Ana Ros es una reconocida anticuaria que siente predilección por el mobiliario francés del siglo XVIII.
La interiorista no dudó en recurrir a muebles y ornamentos Luis XVI, piezas decimonónicas o reproducciones actualizadas de reconocidos estilos. Pero en el siglo XXI el gusto por las antigüedades requiere una revisión y todo en la vivienda muestra ese eclecticismo que pasa cada detalle por el tamiz de la modernidad. Por ejemplo, una iluminación a base de focos de diseño empotrados que se completa con espectaculares lámparas de cristal de La Granja, bancos antiguos que reviven con divertidas tapicerías o retratos de época que alternan en las paredes con fotografías contemporáneas.
A esta búsqueda del mix perfecto se le añaden butacas retro o lámparas de latón de los 60, tan de moda, e incluso diseños nuevos de Ana Ros ex profeso para esta vivienda. El resultado de esta mezcla es una deliciosa invitación a disfrutar de los detalles con intensa presencia, de los guiños de humor y del efecto sorpresa.           
IDEAS DE LA INTERIORISTA
ANA ROS (Tel.: 934 122 534)
Blanco inmaculado. Carpinterías, rodapiés, paredes y techos lucen una radiante blancura que, además de intensificar la luz natural, deja que luzcan con toda su belleza las molduras originales de la casa.
Piezas que enriquecen. La decoración, muy personal, transmite las vivencias y gustos de sus habitantes: la chimenea de mármol adquirida en Francia, cuadros comprados en un viaje a Londres o unos pufs marroquíes.
Iluminación a la última. Se ha resuelto mediante focos empotrados, de Formas. Así se perciben mejor los espacios, sin obstáculos, además de enfatizar la presencia puntual de las lámparas de lágrimas de cristal.   



Tags: Chic, Decoradora y Piso.
Ver más articulos