desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Un piso lleno de color y diseño

La arquitecta Mafalda Riveiro recuperó, tras una ardua rehabilitación, la auténtica esencia de este piso madrileño, de finales del s. XIX. Un continente impecable que, además, renovó con notas actuales de diseño y color.

Carmen Gª Tardón y Gema Marcos 07/08/2016
Imprimir
Pantalla completa



Es su residencia actual y ella misma se encargó del proyecto de reforma e interiorismo. Mafalda Riveiro Gozálvez recuerda su entusiasmo al localizar, en el corazón de Madrid, este piso «con techos altísimos, molduras clásicas y estupendos balcones a la calle». Un espacio fantástico, pero que, sin lugar a dudas, requería una rehabilitación integral en todos los aspectos, comenzando por la distribución y pasando por los materiales presentes en el interior. Como la mayoría de las viviendas de la época –fines del siglo XIX–, la planta estaba poco aprovechada, con pasillos extralargos y demasiados espacios muertos.

La arquitecta se propuso añadir alguna habitación extra, además de crear un confortable salón con zona de estudio que se extiende a lo largo de la fachada con balcones. Para que al espacio central de la vivienda donde se encuentra el comedor le llegara también luz natural, abrió varios vanos en los tabiques interiores. Una vez reorganizado el espacio, llegó la hora de restaurar calidades. Se recuperó la chimenea y se reprodujo en el suelo del salón el damero original que hoy aporta una enorme fuerza estética a la estancia. Asimismo, siguiendo cánones clásicos, se realizaron las nuevas puertas, contraventanas y molduras del techo.

El resto de la casa se pavimentó con baldosas de pizarra, aportando de este modo continuidad al conjunto. El resultado es un escenario que mantiene el encanto del pasado y, a la par, resulta plenamente actual. ¿Las fórmulas que lo consiguen? Una decoración joven y con chispa, que utiliza el sentido del humor, la mezcla de materiales y piezas, las obras de arte, los colores vibrantes... para elaborar un cóctel fresco, equilibrado en sus ingredientes y al gusto de nuestros días. Mafalda Riveiro seleccionó para ello una lista escueta y muy variada de muebles –deliciosas las butacas italianas de los años cincuenta–, lámparas vintage y singulares detalles, que animan la atmósfera y la dotan de una seductora personalidad.

IDEAS DE LA ARQUITECTA: Mafalda Riveiro (Tel.: 915 642 461)
- Soluciones para el suelo. En el salón, se reprodujo el antiguo pavimento de damero, en mármol negro y blanco, que actúa como una alfombra enmarcada por baldosas de pizarra. Una imagen clásica actualizada mediante el nuevo rodapié en acero.
- Aprovechar el espacio vertical. En muchas de las estancias se sacó partido a su altura –más de tres metros– para realizar armarios que llegan hasta el techo. En el comedor, las puertas sin tiradores y en el color de la pared prácticamente quedan camufladas.



Ver más articulos