desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Orden y razón para un piso de lineas puras

El negro, el rojo y el blanco protagonizan este piso coruñés que, a la vez que se adapta a las necesidades del propietario, rinde pleitesía a la luz, la simplicidad y la arquitectura de líneas puras.

Nuevo Estilo 21/08/2013
Imprimir
Pantalla completa



Un antiguo piso de 85 m² en el centro de A Coruña, oscuro, muy compartimentado y con un largo pasillo en zigzag, es hoy una casa luminosa, amplia y ordenada. El arquitecto y diseñador de interiores Iván Cotado hizo la reforma con un programa de necesidades muy claro: una distribución con dos dormitorios amplios y dos baños —uno de ellos integrado—, área de estudio, salón-comedor y una cocina cómoda y espaciosa. Un pequeño recibidor separa estos dos últimos ambientes, que comparten una misma superficie diáfana donde los muebles y los falsos techos delimitan cada zona. De aquí parte un pequeño pasillo que lleva al estudio, el baño y dos dormitorios. 

Las formas arquitectónicas son depuradas; predominan las líneas rectas, las superficies continuas, y el orden y la sutileza en los detalles. Nada queda al azar en un espacio donde la paleta cromática se ha reducido a la esencia mínima. El color blanco, como elemento multiplicador de la luz, potencia la luminosidad, pieza fundamental del proyecto. Además, luces indirectas, ocultas en el mobiliario, crean efectos espectaculares y de gran fuerza estética. El resultado es una vivienda muy personal, ya que todas las piezas del mobiliario han sido diseñadas ex profeso y a medida.



Tags: depurado, orden y Piso.
Ver más articulos