desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Barcelona, España

Un piso rehabilitado que vuelve a brillar con el esplendor de 1926

A dos pasos de la iglesia de Santa María del Mar, este piso señorial se asoma al Born barcelonés desde sus numerosos balcones. Continente y contenido se reafirman mutuamente para poner en evidencia una elegante estética que no deja lugar a dudas.

Miriam Alcaire 21/09/2016
Imprimir
Pantalla completa



La imagen de este piso señorial, situado en uno de los barrios con más encanto de Barcelona, el Born, sintetiza la reforma perfecta, aquella que rescata los valores fundamentales y originarios del espacio, y los integra en una puesta en escena actual, bella y funcional a partes iguales. La transformación de la casa –construida en 1926– en una vivienda del siglo XXI fue realizada por la empresa Nobohome, especializada en rehabilitar edificios, a menudo de gran singularidad arquitectónica, para convertirlos en residencias de lujo. Ocurrió así en este caso, donde el esplendoroso pasado de la construcción se recuerda a través del techo con profusión de molduras ornamentales, los deslumbrantes suelos de mosaicos, los balcones de hierro forjado y madera...

Bianca Bosman y Niels Oudega, fundadores de Nobohome, rubrican también el interiorismo: un impecable ejercicio de fusión, un melting pot en el que conviven tendencias y esquemas estéticos atemporales. El salón es el más claro exponente, con sus pavimentos que combinan roble y cerámica Nolla. En baño y cocina se ha optado por materiales más prácticos y fáciles del mantener, como el microcemento y los azulejos. El eclecticismo, en cuanto a equipamiento se refiere, es otra constante decorativa. La casa está amueblada con composiciones heterogéneas, nada estáticas, y así, muebles contemporáneos y otros comprados en mercadillos de segunda mano ocupan un lugar de honor junto a magníficas piezas retro traídas de Holanda, Francia o Bélgica. Y todo encaja de forma tranquila, sin que el ritmo estético se resienta lo más mínimo, gracias a una reducida y serena paleta cromática, a los espacios amplios y desahogados, a la fantástica luz...

IDEAS DEL PROYECTO: BIANCA BOSMAN y NIELS OUDEGA (www.nobohome.com)
- Eclecticismo sobresaliente. Despunta el modernismo catalán en los elementos originales de la casa y una estética escandinava reflejada en espacios de líneas limpias, con muebles sencillos y funcionales.
- Piezas elegidas. Ponen su exquisita impronta decorativa auxiliares de gran peso estético como las lámparas escultura o los espejos joya. Superficies diáfanas. Un mobiliario sobrio y poco voluminoso añade valor a lo que de verdad importa en la vivienda: la luz natural, las grandes superficies y los  rasgos arquitectónicos propios del edificio.



Ver más articulos