desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Un tríplex con llamativas chispas de color

La interiorista Adriana Luengo ha reunido una interesante miscelánea de piezas cargadas de razón que lucen perfectas sobre un fondo de inmaculadas paredes blancas.

Ana Isabel Hernández 29/11/2016
Imprimir
Pantalla completa



Al frente de Detela, tienda madrileña de decoración y estudio de interiorismo, Adriana Luengo lleva años transformando espacios en las casas anheladas por sus propietarios. En el caso de esta vivienda de una zona residencial de la capital, el continente era lo suficientemente actual, con poco más de 25 años de antigüedad, como para no tener que acometer una rehabilitación radical; solo se eliminó una chimenea que había en el salón. La distribución, además, era la idónea para sus dueños, una familia con tres hijos: tres plantas, con las zonas comunes en la baja, y los dormitorios y el cuarto de tele en las otras.

El gran cambio vino de la mano del proyecto decorativo. Adriana Luengo ha creado una base neutra en la que mandan las paredes pintadas con una semilaca satinada blanca. Con el mismo esquema cromático, el suelo, un parqué de Haro, se cubrió en la zona de los dormitorios con un producto de Little Greene especial para pavimentos. El objetivo era eliminar cualquier “ruido” que restara protagonismo al mobiliario, una sucesión de piezas donde la mezcla es la ley. Así, diseños de factura contemporánea se enfrentan a hallazgos clásicos con un resultado magnífico, el mismo que se puede ver en las obras de arte, donde la moderna colección de fotografía y los cuadros antiguos heredados por los dueños se enriquecen mutuamente.



Ver más articulos