desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Bilbao

Un piso muy luminoso reformado

Las condiciones originales de este piso bilbaíno -techos altos, suelos de madera y ventanales en arco- fueron claves en su reforma. Hoy, con una distribución libre orientada a la luz y una nueva puesta en escena, desborda naturalidad.

Nuevo Estilo 20/08/2013
Imprimir
Pantalla completa



Sin lugar a dudas, la luz natural es hoy uno de los aspectos más preciados en un proyecto de interiorismo. Gracias a ella, las casas irradian mayor vitalidad. Y si nos encontramos en el Norte, como en este piso de Bilbao, es aún más valorada. Por eso, el decorador Francisco López del Cerro, del estudio Baufor, quiso sacar el máximo partido a las fabulosas cristaleras en arco que abren las fachadas a la calle. La consigna: ninguna estancia debía quedar atrapada en la oscuridad. En primer lugar, abrió grandes vanos que conectan visualmente todas las zonas comunes –por orden, el gran recibidor, una zona de trabajo y el salón– y captan así la luz procedente de los ventanales del fondo. Además, la cocina, localizada en un pasillo estrecho, queda a la vista a través de un tabique y una puerta de cristal con armazón de hierro. También los tres dormitorios, cada uno con su baño integrado, cuentan con vistas al exterior.

Otro de los puntos clave de esta obra fue la excelente lista de acabados y materiales seleccionados. Para empezar, restauraron el parqué de madera antiguo, recuperaron las molduras de escayola de los techos y las completaron con otras estructuras que elevan el nivel estético de todo el conjunto. Incluso algunas paredes fueron paneladas en madera pintada, con lo que se consiguió caldear los ambientes.

A la hora de elegir el tono que iba a predominar en toda la casa, el interiorista lo tuvo claro: «Optamos por el blanco roto para techos, tabiques e incluso carpinterías, un color que, además de potenciar la luminosidad, ofrece una imagen fresca y homogénea». En la decoración se puso un especial cuidado en no recargar la atmósfera con multitud de detalles o estridencias cromáticas, pese a que se acogieron piezas de muy diferentes estilos. Es más, en esta sutil mezcla de procedencias reside la fuerza y el encanto que destila cada rincón de la casa.

IDEAS DEL DECORADOR
Francisco López del Cerro (Tel.: 687 422 277)

Espacios comunicados. Se actualizó la distribución de la casa, que estaba muy dividida, para crear un conjunto diáfano. ¿Sus mejores bazas? Grandes vanos conectando las zonas comunes, una enorme puerta de cristal de acceso a la cocina y un muro exento en el dormitorio para separarlo del vestidor y el baño.
Recuperar el suelo. Resultó un gran acierto conservar el pavimento ya existente, que alterna un roble en espiguilla con una tarima de lamas de pino tea. Ofrece sensación de movimiento y da dinamismo al conjunto. Ambas maderas presentan un acabado natural.
Mix de estilos, a la última. La combinación de muebles de distintas procedencias enriquece y personaliza la decoración. Pero si se opta por practicar la mezcla, lo mejor es elaborar una lista reducida de objetos y detalles decorativos que, como aquí, no recarguen ni ahoguen la atmósfera.



Tags: Bilbao, Piso y reforma.
Ver más articulos