desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Un flechazo certero

Junto al museo Reina Sofía, este piso de espacios abiertos y tonos en armonía compone notas de serena sofisticación bajo la batuta del interiorista Raúl Martins.

Realización: Paloma Pacheco. Texto: Marta S. Galíndez. Fotos: Amador Toril 15/10/2018
Imprimir
Pantalla completa



Con el Museo Reina Sofía a un paso y, sin embargo, protegido del bullicio como un tesoro escondido. Desde el primer momento, sus propietarios se rindieron a sus encantos. La historia no es nueva: un matrimonio francés se enamora de Madrid, y busca algo especial y céntrico para disfrutar largas temporadas en la capital. Lo encontraron en un edificio que es en sí una pequeña joya de la arquitectura. Construido en 1769, su fachada neoclásica fue añadida en 1850 por el barón de Lajoyosa. La actual rehabilitación del inmueble, promovida por Knight Frank, corrió a cargo de Touza Arquitectos, que recuperaron las zonas comunes y las estructuras para devolverles su antiguo esplendor.

El piso tiene todo lo que sus propietarios deseaban: nobleza e identidad madrileña, así como aspectos más pragmáticos como mucha luz natural, una cocina abierta al salón y varias habitaciones para alojar a sus amigos. Raúl Martins, que se encargó del proyecto de interiorismo, nos lo cuenta: «Como la casa cumplía los requisitos pedidos por los clientes, solo fue necesario mejorar los acabados y la iluminación, y darle el charme fluido y confortable que querían».

Tras aquella primera cita que terminó en flechazo, la vivienda hoy vibra con los cuadros firmados por el propietario –un talentoso pintor amateur–, que se convirtieron en el leitmotiv alrededor del cual se articuló la decoración. Una gama de tonos alegres y frescos, en amarillos y verdes –los favoritos del dueño–, ceden el paso al imprescindible gris y a tenues azules, y conviven con madera, latón matizado y vidrio. Los espacios se han alfombrado con diseños producidos por el estudio del interiorista que aportan calidez y la sutil elegancia de los patrones geométricos. Una acogedora atmósfera equilibra los ambientes, inundándolos con una serena bienvenida tras un ajetreado día por la ciudad. El relax y la calma esperan en pleno corazón de Madrid.

Ideas del proyecto:
Raúl Martins www.raulmartins.com

Punto de partida, el arte. Los cuadros pintados por el propietario y las esculturas marcan la pauta cromática, dominada por refrescantes y alegres amarillos, verdes y azules.

Elementos cuidados. Las carpinterías exteriores reproducen las originales con el fin de mantener la esencia de la fachada del s. XIX. Los suelos son de roble y gres porcelánico.



Ver más articulos