desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Sitges (Barcelona)

Un pequeño chalé de 55 m²

El interiorista Alfons Tost ha transformado por completo un pequeño chalé de 55 m² en una comodísima casa de playa. ¿Cómo? Eliminó tabiques, dio paso libre a la luz, comunicó todos los espacios y logró un refugio ideal para vivir el verano-relax.

Nuevo Estilo 20/08/2013
Imprimir
Pantalla completa



La pareja de jóvenes ingleses que disfrutan de esta casa, principalmente durante las vacaciones de verano, buscaban un escenario sencillo, ligero, despejado y fresco, sin complicaciones. Su objetivo era aprovechar al máximo las estancias aquí, saboreando la playa con intensidad y, sobre todo, de una manera cómoda y relajada. Así, los 55 m2 de un anticuado chalé de los setenta, situado en Sitges (Barcelona), se sometieron a una profunda reforma de la mano del interiorista Alfons Tost, que eliminó todos los tabiques posibles, de manera que ahora salón, cocina y office comparten un espacio diáfano en el que sobresalen la claridad y la amplitud visual obtenidas.

¿Y para decorar? Se mezcló el toque de relax de una paleta cromática sobria y seria, pero refrescante –blanco en paredes, suelo y muebles, gris antracita en las telas, y golpes de color en los cuadros de gran formato–, y materiales contemporáneos como el metal lacado, el cristal al ácido o el acero, que añaden dosis extra de luminosidad y brillo. De la calidez se encargan los elementos de madera maciza y las piezas vintage.



Ver más articulos