desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Un piso con luz y estilo

Fantástica la diversidad de piezas que pueblan este piso de Madrid recién reformado por Make Sense Studio. Su actual fondo racionalista, así como la intensa claridad que baña cada rincón, han permitido una atrevida y singular mezcla.

Gema Marcos 24/10/2016
Imprimir
Pantalla completa



Siempre que existe una reforma previa a un trabajo de decoración, el reto profesional resulta más atractivo y, por tanto, la ilusión crece. «En esta ocasión, nos encontramos con un piso en el corazón castizo de Madrid que estaba dividido en tres oficinas independientes», nos comenta el autor del proyecto, Iván Garrido, de Make Sense Studio. El nuevo dueño, un anticuario de la capital, le transmitió unas premisas muy claras sobre cómo debía ser la fisonomía de su casa: «De planta diáfana, con mucha luz y en la que todos los espacios tuvieran una conexión». Se derribaron así tabiques divisores y la vivienda gira hoy en torno a una generosa área social que acoge salón, comedor y también cocina, esta delimitada únicamente por los muebles. La alegre hilera de ventanales que se dibujan en la fachada exterior –a donde da también el dormitorio principal– proporciona claridad a todo el piso.

«Se creó un espacio muy racionalista, de líneas rectas y sin ornamentación, aprovechando al máximo los metros cuadrados y evitando estancias inútiles», continúa el interiorista, quien además optó por la pintura blanca para techos y paredes, así como por una tarima clásica de nogal que revaloriza y caldea la escena. En definitiva, una caja perfecta, limpia y muy depurada, donde han podido jugar sin límites con una lista de muebles antiguos y vintage, que, junto con el color que añaden los textiles –tapicerías, alfombras, cojines...– y los objetos de cristal, aportan una fuerte personalidad al conjunto.

IDEAS DEL INTERIORISTA. Iván Garrido (www.makesensestudio.com)
- Mix razonado. El fondo blanco y la arquitectura desnuda han ayudado a que se puedan combinar tapicerías de colores fuertes con muebles muy dispares, como las mesas de marcado carácter. Además, cada pieza ha encontrado su sitio perfecto.
- Los detalles que emocionan. Las colecciones de vidrio –tan en tendencia–, las lámparas y los cojines se encargan de rejuvenecer y potenciar el estilo de las antigüedades. También los cuadros contemporáneos suben la fuerza y la actualidad.



Ver más articulos