desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid

Una casa con intensos toques de color

El estudio de interiorismo Melián Randolph ha puesto la guinda de estilo en este piso madrileño. Los espacios cobran fuerza mediante el uso del color, un mobiliario chic, detalles con carácter, obras de arte... Todo un acierto.

Nuevo Estilo 13/03/2015
Imprimir
Pantalla completa



Un piso bien distribuido, amplio, luminoso, acabados de calidad... En principio, todo perfecto, salvo un “pero”: le faltaba esa sensación especial que transmite una casa con alma. Buscando personalidad, pero sin obras ni grandes cambios, la propietaria decidió confiar en el savoir faire de Victoria y Sylvia Melián, del estudio de interiorismo Melián Randolph. Ellas se encargaron también de poner los anhelados toques de carácter. Las premisas de partida eran claras: sobre todo, había que fomentar la comodidad, la armonía y la facilidad de uso, puesto que se trata de una segunda residencia en la que los dueños pasan temporadas y en la que reciben con frecuencia a amigos y familia. Las decoradoras propusieron utilizar notas intensas de color, las cuales, sin estridencias, han marcado la escenografía de las distintas estancias.

El refrescante azul turquesa se erige como protagonista e hilo conductor. La librería del salón, lacada en este color, marca el centro de atención y conecta cromáticamente con el mueble bar y las cortinas de terciopelo. Este mismo tono reaparece en la cocina, convirtiendo un espacio sencillo en toda una sorpresa visual. En el dormitorio, por ejemplo, se prefirió el siempre acertado dúo black & white, pero también se consiguió un nuevo enfoque gracias a la pared empapelada y a los complementos textiles.
Por su parte, el mobiliario aporta su granito de arena para marcar, con su eclecticismo, el plus de estilo en la decoración. Piezas a medida, muebles de almoneda, tapicerías y alfombras muy cuidadas, junto a la selección de obras de arte, dan forma a la particular personalidad de cada rincón

IDEAS DE LAS INTERIORISTAS: Melián Randolph (www.melianrandolph.com)
- Distribuir con la decoración. Para diferenciar los ambientes se han utilizado elementos decorativos, como las alfombras, que enmarcan cada espacio –salón, comedor, lectura–, y el color de las paredes: por ejemplo, la librería azul o el paño del comedor, más oscuro.
- La luz, muy bien tratada. La casa goza de mucha luz natural, que se tamiza combinando screens enrollables y caídas de cortinas. En cuanto a la iluminación artificial, se ha resuelto con discretos focos empotrados y decorativas lámparas de apoyo de pie y sobremesa.



Ver más articulos