desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Berlín, Alemania

Un piso mediterráneo en Berlín

A las afueras de la capital alemana, una reforma completa consiguió hacer habitable una vieja vivienda sin que perdiera su esencia.

Fran Muñoz IG: franyerga 26/07/2017
Imprimir
Pantalla completa



"Antes de comenzar, tuvimos que sacar grandes cantidades de basura de todas las habitaciones", explica Jacek Kolasiński, diseñador al frente del estudio Loft Kolasiński y autor de la reforma de este piso de 160 metros cuadrados situado en un bosque a las afueras de Berlín. "Se llevó a cabo una reforma integral. Las paredes tuvieron que ser tratadas para eliminar la humedad y se restauraron. El suelo era de tierra, por lo que fue necesario poner uno nuevo de ladrillos y tablones de madera", afirma. Los muros y los techos estaban cubiertos de una capa de yeso que se había ido engrosando con los años. Al retirarla, se descubrieron unas bóvedas de ladrillos que se dejaron a la vista y las paredes se pintaron de blanco para hacerlas similares a las construcciones tradicionales de la costa mediterránea.

Aunque el mare nostrum fue la principal inspiración, muy presente en el contenedor, el interiorista evitó un total look cargado de clichés y le añadió toques "excéntricos, misteriosos y elegantes". Después de rastrear durante años galerías y tiendas de segunda mano, seleccionó piezas de los años 50, 60 y 70, la mayoría de ellas proveniente de Polonia, República checa y Dinamarca, y las mezcló con muebles diseñados a medida. En la cocina reina un estilo rústico pasado por un filtro urbano y contemporáneo, donde contrastan los acabados imperfectos de las paredes y de los suelos fabricados con madera de derribo con las líneas rectas y actuales del mobiliario. El resultado es un interior atemporal, controladamente descuidado y relajado. Perfecto para vivir el verano. 

Fotos: www.karolinabak.com
www.loft-kolasinski.com



Ver más articulos