desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

São Paulo, Brasil

Un piso minimalista rebosante de lujo

El interiorista Diego Revollo redujo a lo mínimo imprescindible el mobiliario de este piso de São Paulo y lo animó con toques de excentricidad, lujo y arte.

Fran Muñoz IG: franyerga 09/01/2019
Imprimir
Pantalla completa



En Vila Olímpia, el exclusivo distrito financiero de la ciudad de São Paulo, entre rascacielos que albergan las sedes de las mayores multinacionales del mundo, encontramos el refugio de un hombre soltero. El interiorista Diego Revollo ha sido el encargado de darle fondo y forma a este hogar de 77 metros cuadrados. El principal objetivo era abrir los espacios, conectar las estancias sin perder privacidad y aprovechar cada rincón disponible. Para ello, Revollo fusionó una de las habitaciones con el salón, integró la cocina a este espacio e instaló una puerta corredera que permite unir la terraza con el interior.

Gracias al uso de los colores de las paredes y suelos, se han delimitado visualmente los espacios sin necesidad de dividirlos físicamente. Las zonas de estar son blancas, las de servicio, negras, y la terraza se ha forrado de listones de madera de Tauarí, logrando darle aire nórdico que la hace acogedora y juega al despiste sobre su uso, convirtiéndose en el lugar donde, según confiesa el propietario, "comienzan y terminan todas las fiestas". 

Para la decoración, el interiorista atendió al espíritu joven y fiestero del habitante. Redujo el mobiliario a lo mínimo imprescindible, "una tendencia que está cogiendo fuerza desde hace varios años. Ahora tenemos que vivir con lo esencial, ya que hay menos espacio en las casas y casi no tenemos tiempo para disfrutar de ellas", explica Diego, que no ha renunciado a dar toques de lujo a esta base neutra con textiles atrayentes, obras de arte y accesorios llamativos. Aunque la decoración es moderna y cosmopolita, no faltan elementos típicamente brasileños, como el suelo de cemento quemado o los cobogós, los bloques de cemento huecos que crean celosías.

www.diegorevollo.com.br
Fotos: Alain Brugier



Ver más articulos