desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Una casa con equilibrio y funcionalidad

Compraron dos casas sobre plano, las unieron y... ¡éste es el resultado! Los dueños buscaban funcionalidad, equilibrio y amplitud para ellos y sus tres hijas. La decoradora Luisa Olazábal lo hizo posible.

Nuevo Estilo 11/11/2016
Imprimir
Pantalla completa



Luz natural, a raudales y por los cuatro costados. Éste era el mayor deseo de los propietarios de esta casa madrileña, fruto de la unión de dos pisos simétricos. Y lo consiguieron. La reforma llevada a cabo por el estudio de interiorismo de Luisa Olazábal ha dotado a la vivienda de una claridad envidiable gracias a múltiples ventanales de suelo a techo. Para filtrar esta gran cantidad de luz, se han incluido paneles correderos de estilo japonés y estores, en tonos crudo y marrón. Irene Marañón fue la encargada de confeccionarlos. El efecto logrado con ellos es magnífico: dan sensación de mayor amplitud y crean un fondo neutro que combinan con la decoración.

Un aspecto de la obra que se ha cuidado al máximo ha sido la calidad de los acabados. En las zonas comunes, las paredes se estucaron en color crudo simulando muros de sillería, salvo el paño del comedor diferenciado con un tono gris oscuro. Todos los estucos fueron realizados por la empresa Stuc.co de Antonio Olazábal. El suelo, de tarima, también se pintó en gris con pintura de poliuretano, para generar contraste con los muros en crudo.

En la cocina y el office, que ocupan el espacio de las dos antiguas cocinas, se mantuvo el gres cerámico y, para camuflar el paso entre ambos espacios, se instaló una chapa de acero industrial. También se utilizó el pavimento -en este caso, moqueta de lana en color crudo- para dar unidad al dormitorio principal, tipo suite, que incluye vestidor, cuarto de baño y despacho.

En cuanto a la distribución, la unificación de los dos pisos obligó a restructurar todo el espacio, integrando el ascensor dentro de la propia vivienda. Los nuevos espacios, generosos, diáfanos y bien comunicados entre sí, se han equipado con piezas de línea clásica -actualizadas mediante las tapicerías, los colores o los materiales escogidos-, que forman un conjunto armónico y con personalidad. Otra de las virtudes de la reforma: su visión de futuro. Al dotar a los cuartos infantiles de vestidor y baño propios se ha tenido en cuenta que las niñas de la familia pronto crecerán.

IDEAS DE LA INTERIORISTA: LUISA OLAZÁBAL (Tel.: 670 330 020)- Mezcla de colores. La combinación de una reducida gama de tonalidades es un recurso que garantiza el sentido de unidad buscado en toda la casa. Gris acero junto con negro y crudo, más puntuales toques en rosa y morado constituyen el hilo conductor de la decoración.- A cada espacio, su textura. Linos, sedas, terciopelos, piel de cebra..., el salón y dormitorio presentan una selección de tejidos extrasuaves que elevan el confort y la calidez. En cambio, la cocina y el office presentan un aspecto industrial, casi futurista, gracias al protagonismo del acero y el cristal.



Tags: Casa, elegante y Madrid.
Ver más articulos