desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Mallorca, España

Una casa muy naturalista

La rehabilitación de esta casa mallorquina es un homenaje a la arquitectura del campo. En sus actuales dos plantas, una distribución desahogada, generosa en espacio y encanto, revaloriza las virtudes de los materiales naturales.

Nuevo Estilo 02/03/2017
Imprimir
Pantalla completa



Un olivar rodea esta construcción que hace 300 años se destinaba a guardar ovejas. Está situada a menos de medio kilómetro de la localidad mallorquina de Campos y la rehabilitó como refugio de vacaciones un alemán amante de la sencillez y la luz mediterránea. Para adaptarla a su nuevo uso y actualizar su interior, la clave a seguir fue «que resultase fiel a su esencia».

Así lo resumen Patrick e Iris Stewen, integrantes del equipo de IP Design, encargados del interiorismo. Esa autenticidad la refleja la fachada y un exterior que sigue las bases de la arquitectura local. El revoco que recrea el tono que tiene la tierra de la finca, la piedra caliza autóctona, la teja árabe y, sobre todo, la ausencia de ornamentos tanto fuera como dentro de la casa, nos reafirma: «El máximo lujo hoy es sentir, palpar espacio alrededor».

Thomas Wegner, el arquitecto encargado de ampliar en una planta la construcción existente, ha dotado a este proyecto del sello personal que también poseen otros de los trabajos que ha realizado en la isla. A saber: el vaso de la piscina en azul intenso; la línea de luz que cruza la casa para dividirla en dos lados simétricos; y la preferencia por lo más auténtico. Su estilo también lo vemos en las delgadas perfilerías de puertas y ventanas, huecos escuetos para preservar el frescor en verano –para el invierno, se instaló calefacción de suelo radiante–. Todo persigue un mismo objetivo: vivir en total armonía con el entorno. El mayor de los privilegios hoy en día.

IDEAS DE LOS DECORADORES: IP DESIGN (Tel.: 971 839 535)
- Respeto a la tradición. Uno de los objetivos que persiguen en sus proyectos de decoración –y lo singular de su apuesta– es saber mezclar la grandeza de lo auténtico con sencillez y naturalidad. Sin duda, aquí vemos ambientes llenos de carisma..
- Nobleza en los materiales. Los que nos da la naturaleza: piedra, madera, hierro... porque son los que mejor envejecen y responden a la idea de sostenibilidad. Muchos muebles son reciclados o se han transformado para seguir gozando de su carácter único.
 



Ver más articulos