desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Guadalajara

Vivienda rural muy chic

Adaptándose a cada circunstancia, esta casa en Guadalajara ha logrado ser el remanso de paz que deseaban sus dueños. Ahora, las interioristas María Rovira y Casilda Sainz de la Cuesta le han dado el toque chic definitivo.

Pilar Barrio 01/10/2015
Imprimir
Pantalla completa



La arruinada casa de guardas rurales que los propietarios comenzaron a arreglar en los años 90 ha ido amoldándose a los cambios en la familia, creciendo a la vez que ella y al ritmo de sus nuevas necesidades. De la construcción original, de finales del siglo XIX, quedan solo los muros exteriores de la casa y de lo que fue el establo. Se mantuvo su fisonomía de una única planta que se reparte en dos alas alrededor de un patio. Es una distribución cómoda, fácil de vivir y práctica: «Justo lo que buscaban los propietarios, que aquí celebran frecuentes reuniones con amigos», nos explican las interioristas María Rovira y Casilda Sainz de la Cuesta. Alrededor de la vivienda, en el bello jardín, obra del paisajista Javier Mariátegui, reina la sutileza de la rosa banksiae.
Sus arriates al pie mismo de las fachadas y, sobre todo, las contraventanas de tablas de madera pintadas en azul grisáceo le dan al exterior un encantador aire provenzal.
En el interior, los materiales y colores nos reafirman que estamos en el campo. Barro cocido artesanal y cemento pintado en los suelos, paredes en un suave tono piedra y textiles en arena, burdeos y verdes componen los relajantes fondos para un mobiliario que se ha ido comprando en almonedas, subastas y mercadillos. Una decoración que busca la calidez y el descanso, que añade el valor emocional de las piezas de procedencia familiar y despierta sonrisas con singulares trofeos de caza que interpretan cabezas de caballo.

Ideas de las interioristas
MARÍA ROVIRA Y CASILDA SAINZ DE LA CUESTA
(Teléfonos: 647 736 404 y 616 946 914)

Materiales con sabor a campo. Madera, piedra y barro cocido son el trío elegido para conservar la esencia rural de la casa. Puertas y hojas de ventanas antiguas procedentes de Francia constituyen uno de los valores a destacar.
Colores en sintonía. Las gamas se han buscado en los tonos del entorno natural. Arena, piedra, verde, algún toque burdeos... componen una paleta serena que busca una total conexión fuera-dentro y la fluida prolongación del exterior en todos y cada uno de los ambientes interiores.



Ver más articulos