desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

El despacho de Sheila Loewe

AGENDA Un restaurante: Ayala Japón, en Madrid (913 095 625). Un hotel: Kunsthotel Teufelholf. En Basilea, encantador. Un lugar para evadirse: Quiero ir a Asia. Un deporte: El pádel. Suelo ir a NH Elysium. Una tienda: Angel Schlesser.

Nuevo Estilo 28/06/2013
Imprimir
Pantalla completa



Simpática, natural y eficaz, lleva más de ocho años ocupándose de las relaciones públicas, la publicidad y la comunicación de Vitra Hispania y durante este tiempo nos ha enseñado a miles de españoles a desear los muebles de diseño de esta compañía. Detrás de la sonrisa de Sheila Loewe (Madrid, 1974) hay una exactitud germánica; detrás de su cordialidad, rigor. «Lo más complicado es adaptar a España las campañas y comunicaciones suizas, pero también es gratificante ver cómo, a través de los canales apropiados, llega el mismo mensaje a dos mentalidades». ¿Horario? Se parte de risa: «Llevo una “Vitra loca”, estoy aquí mañana y tarde, y siempre suelo tener uno o dos eventos nocturnos». Se nota que le gusta, aunque «necesito dormir más de ocho horas –cuando más rindo es por la mañana– y apenas llego a seis y media cada noche». Confiesa que sus dos jefes, Carlos Carsten y Javier Villar, han sido sus maestros y que sólo tiene un objetivo en su vida laboral: «Pasarlo tan bien como hasta ahora».
RINCÓN DE TRABAJO
Lo comparte con... Blanca Drake, mi mano derecha.
Una pieza imprescindible. El Eames Plywood Elephant. Es apetitoso verlo.
¿Qué hay sobre su mesa? Una imagen de Bruce Springsteen y otras de mis sobrinos. Mis dos pasiones.
Música. Bruce Springsteen. Soy su fan absoluta, le conocí cuando tenía 18 años y dio un concierto en Madrid. Pude hacerme una foto con él y aún me dura la emoción.
Luz. Que no sea agresiva.
Ambiente. Soy una destructora del silencio. Me gusta hacer bromas, reír y... tengo mi público.
¿Se parece a su casa? En el desorden.
TOP DECO
Mi material. La madera contrachapada.
Mi color. Blanco y madera.
Nunca entraría en casa... Una copia.
Mi estilo. Sin definir, pongo mis piezas, buenas, malas, cedidas por mi madre...
En mi pared hay... Un cuadro de Antonio de Felipe.
¿Y en mi mesilla? Dos libros: El primer hombre, de Albert Camus, y El cazador de instantes, de Rafael Argullol.
Admiro a... Rolf Fehlbaum, presidente de Vitra, es jurado de los premios Pritzker y un visionario en diseño y arquitectura. También a Alberto Meda, a Ingo Maurer y a los Bouroullec.
Un regalo para la casa. Un descorchador de vinos de última generación.
Mi última adquisición. La estantería Shelf, de los hermanos Bouroullec. 



Ver más articulos