desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Grandes maestros

Mariano Fortuny y Madrazo

Famoso por sus tejidos y sus lámparas, este creador español fue un auténtico «renacentista» que experimentó con todas las artes a su alcance.

Nuevo Estilo 21/08/2013
Imprimir
Pantalla completa



Descendiente de dos importantes dinastías de pintores, resultaba prácticamente inevitable que Mariano Fortuny y Madrazo (Granada, 1871-Venecia, 1949) desarrollase inclinaciones artísticas. Sus estudios de arte en París forjaron su carrera como pintor y grabador, pero Fortuny, curioso e inquieto, cultivó también con éxito otras muchas disciplinas.

EL TEATRO Y LA LUZ. Tras trasladarse con 18 años a Venecia, la ciudad en la que residirá toda su vida, el contacto con las óperas de Wagner marcará su trayectoria, que desde ese momento se vuelca en una de las facetas que más éxitos profesionales le deparará: el diseño de escenarios y la investigación de técnicas lumínicas aplicadas a las artes escénicas. Suyas son la invención en 1901 del Sistema Fortuny, un procedimiento de iluminación escenográfica por luz indirecta, y de la célebre Cúpula, un revolucionario método que reproducía el cielo en el escenario para conseguir así mayor credibilidad. El artista ideó también múltiples lámparas en seda y cristal para las casas y museos de la época, y que hoy son hitos del diseño.

MUNDO TEXTIL. Con la colaboración de su mujer, Henriette Negrín, Fortuny desarrolló una excelsa carrera como creador de ropa y tejidos. Su vestido Delphos –una prenda de seda plisada que rompía con la tiranía del corsé para la mujer– es ya historia de la moda, al igual que sus innovadores métodos para el tintado y la estampación, que realizaba con máquinas inventadas por él.

SU SELLO. De formación ecléctica, tuvo variados referentes estéticos: Grecia, Persia, el arte africano... Fue un artista artesano que trató de fusionar métodos tradicionales con nuevos procedimientos técnicos. Su lema –«cualquier creación es una obra de arte»– se cumple en su caso fiel y plenamente.  



Ver más articulos