desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Piel de cerámica

Las piezas de Toni Cumella protagonizan hitos de la arquitectura
Pope de la industria cerámica y Premio Nacional de Artesanía, su unión de tradición y técnicas de vanguardia está presente en proyectos emblemáticos de la arquitectura contemporánea. ¿El resultado? Obras singulares repletas de sensualidad y vida.

Nuevo Estilo 21/08/2013
Imprimir
Pantalla completa



De alfar popular a puntal de la cerámica aplicada a la arquitectura. El abuelo de Toni Cumella comenzó en 1880, en Granollers (Barcelona), la producción de vasijas para el fuego; más tarde, el taller fue el trampolín desde el que su padre, Antoni Cumella, desarrolló una importante faceta de escultor (en 1980 recibió el Premio Nacional de Artes Plásticas). Hoy, Toni y su equipo planifican y ejecutan las piezas que conforman la epidermis de edificios icono de nuestra época. Atesora un bagaje potente, conoce palmo a palmo la cerámica modernista catalana y de su faceta de restaurador ha adquirido la técnica, pero apostilla: «Todo lo he aprendido a través de la piel. En casa, las sobremesas concitaban a artistas, arquitectos... Esto me ayudó a comprender las construcciones de autor, mi pasión».



Ver más articulos