desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Grandes maestros

Tony Duquette

Poseedor de un estilo ecléctico y desinhibido, con una fuerza arrolladora, este diseñador e interiorista –icono del diseño americano– creó escuela en todo el mundo.

Nuevo Estilo 29/05/2020
Imprimir
Pantalla completa



EL CINE. Desde sus comienzos, Duquette colaboró activamente con la industria cinematográfica de Hollywood diseñando para la Metro Golden Mayer el vestuario y escenarios de muchos de los musicales de Vincente Minnelli. Un trabajo que también llevó a cabo en obras de teatro, ballet y ópera, y que le valió ganar un premio teatral Tony por la producción Camelot en Broadway.

INTERIORISMO. Su elegancia y un estilo lleno de fantasía –en el que mezclaba profusa y magistralmente épocas, obras de arte, muebles y texturas– le proporcionarán multitud de encargos para decorar casas y establecimientos públicos en EEUU y Europa. Mary Pickford, David O. Selznick, Paul Getty, Elizabeth Arden o los duques de Windsor son algunos de los clientes famosos a los que atendió. Su último trabajo fueron los interiores del Palacio Brandolini en Venecia. En estos proyectos, desarrolló asimismo una interesante labor como diseñador, ya que creaba gran parte del mobiliario. Hoy, Baker reedita fielmente estas piezas neobarrocas.

DUQUETTE ARTISTA. También pintor, escultor, diseñador de joyas... vio cómo se organizaban numerosas exposiciones sobre su obra en museos de todo el mundo. En 1951 fue elegido por el Louvre para representar en una muestra individual las artes decorativas de mediados del s. XX. Era el primer americano que recibía tal honor.

EL ESTUDIO. Tony Duquette se casa en 1949 con la también artista Elizabeth Johnstone, Beegle, con la que comienza, además, una relación profesional que durará toda la vida. Juntos abren su propio estudio en 1956 en Los Ángeles, en un imponente edificio, sede de unos antiguos estudios de cine mudo, que la pareja remodela. Hoy, el negocio sigue en activo bajo la dirección de Hutton Wilkinson, quien ha conseguido mantener vivo el espíritu del que fuera su socio durante más de 30 años.     



Ver más articulos