desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Tu jardín en un solo color

Elegir flores de una única gama es una solución sencilla y segura para un jardín pequeño o para crear un rincón especial. Te contamos la manera de hacerlo.

Nuevo Estilo 28/06/2013
Imprimir
Pantalla completa



Los colores, más que las formas, influyen de manera decisiva en el carácter final del jardín. La primera consideración a tener presente es que dentro de cada gama hay muchos matices: unos, propios de las flores y hojas, y otros, que se producen por efectos del tiempo y de la luz.Una atmósfera neblinosa o norteña realza las tonalidades claras y suaves, mientras que las muy vivas y fuertes tienden a resultar chillonas. En cambio, el sol y la claridad transparente, casi cegadora, consiguen empalidecerlas: así, en el sur los tonos suaves blanquean y los más intensos se ven muy brillantes.

Respecto a los colores en sí, ten en cuenta los resultados ópticos que provocan. Los blancos y azules refrescan, agrandan el espacio y brillan a la luz de la luna, pero desmerecen a pleno sol. Los rosas y morados son tranquilos, elegantes o románticos y, según su contenido de azul -frío- y amarillo -cálido-, combinan bien o mal entre sí. El rojo y el púrpura, suntuosos e inquietantes, pueden resultar estridentes en un jardín pequeño. Amarillo y naranja imprimen cercanía y viveza, su luminosidad anima las zonas oscuras y da alegría en invierno. El verde es un decisivo factor de equilibrio y sosiego: desde el manzana al oliva, da pie a diseños de gran sutileza. Junto con grises y plateados, es imprescindible como fondo e intervalo entre las manchas de color.
COMBINA ESPECIES PARA DAR RITMO AL JARDÍN
Si quieres un espacio monocromático, pero dinámico y rico en matices, recurre a la eficaz fórmula de mezclar diferentes plantas. Esta guía te servirá de orientación.
Flores blancas y azules: campanilla, felicia, agapanto, nazareno, espirea, celinda, ceanoto, jazmín, retama de olor, margaritas, aciano, salvias, escabiosa, lino, arañuela, lobelia, iberis, vinca...
Amarillas y naranjas: tagete, forsitia, coronilla, euryops, capuchina, campsis, helianto, rudbekia, solidago, amapola de California, gallardía, gazania, caléndula, correopsis... Además de numerosas especies muy comunes, en rosa: bergenia, liatris, bellis; y en rojo: salvia, cresta de gallo, celosía, coleo (hojas). 



Tags: Color y Jardín.
| Categorías: Exteriores
Ver más articulos