desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Crea sombra en el jardín

Las plantas te ayudarán a disfrutar de lugares sombreados, llenos de vida, acogedores y cambiantes con las estaciones. Elige la especie que mejor se adapte a tus preferencias.

Nuevo Estilo 28/06/2013
Imprimir
Pantalla completa



Si no te importan unos pocos años de espera para tener ese lugar especial a la sombra, pero tampoco te apetece observar pacientemente cómo crece el árbol que te la procure, construye ya una pérgola, próxima a la casa, como su continuación en el exterior, o en un sitio estratégico del jardín.

Su estructura debe ser resistente y de proporciones adecuadas para soportar el peso de las plantas y cubrir una zona de estancia confortable. Al decidir la especie de trepadora, ten en cuenta sus características para que responda a tus deseos. Algunas crecen muy deprisa y sin una poda sistemática formarán un techo denso de ramas leñosas en lugar de un atractivo mosaico a trasluz a contemplar desde abajo. Otras, como las de hoja perenne, tienen efecto de pantalla total todo el año. En este caso es importante dejar los laterales de la pérgola abiertos a la luz. Por su parte, las variedades de hoja caduca –y más las parras– despejarán la pérgola en otoño, a menudo con un despliegue de colores, dejando pasar el sol en invierno.

Las más floridas, tanto en duración como en abundancia, y en una gama de colores muy amplia son las rosas y las buganvillas: las primeras, románticas; las segundas, parte ya del paisaje mediterráneo pese a su exótica procedencia. La parra, la fruta de la pasión y el kiwi, además de la sombra, nos regalan sus frutos. Y si te apetece la presencia de aromas, escoge entre las trepadoras más perfumadas: rosas, madreselvas, jazmines, pasionarias... 



| Categorías: Exteriores
Ver más articulos